Fandom

Wikia DC Extended Universe

Bruce Wayne

361páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir
Para otros usos de este término, véase Batman (desambiguación)
"El hombre aún es bueno. Luchamos, matamos, nos traicionamos el uno al otro. Pero podemos reconstruir. Podemos mejorar. Tenemos que. Lo haremos."
―Bruce Wayne a Diana Prince[fnt.]

Bruce Wayne es un multimillonario, dueño y director ejecutivo de Wayne Enterprises. Tras presenciar el asesinato de sus padres a manos de un delincuente cuando era un niño, Bruce entrenó tanto física como mentalmente hasta eventualmente convertirse en Batman, iniciando una carrera dedicada a combatir la discriminación en Ciudad Gótica. Durante ese tiempo Bruce se convirtió en un luchador experto al igual que un habilidoso detective, luchando contra adversarios como Deadshot, Harley Quinn y Killer Croc, pero el más notable de todos era el Guasón, quien asesinó a su pupilo, Jason Todd.

Tras la Batalla de Metrópolis, Bruce supuso que debía matar a Superman, ya que lo consideraba un peligro para la humanidad, por lo que ambos iniciaron una feroz batalla que los llevó a destruirse mutuamente. Pero en última instancia resolvieron sus diferencias, y se aliaron con la Mujer Maravilla para vencer a la creación malévola de Lex Luthor, Doomsday. Cuando Superman se sacrificó por vencer al monstruo, Batman y la Mujer Maravilla decidieron formar la Liga de la Justicia.

Biografía

Vida temprana

Juventud

Bruce Wayne nació el 19 de febrero de 1972 como fruto del matrimonio de Thomas Wayne y de su esposa Martha. Él vivió en la Mansión Wayne, ubicada a las afueras de Ciudad Gótica, donde tenía de amigo al buen mayordomo de la familia, Alfred Pennyworth.

En los primeros años de vida de Bruce, su padre Thomas le hablaba sobre el trabajo que había tomado cada generación de la familia Wayne, también le contó como fue construida la mansión. Bruce aprendió que la primera generación había ganado una fortuna comerciando con los franceses, y eran cazadores.[1]

Asesinato de sus padres

"Hubo una época anterior, una época pasada, de cosas impecables, de completa perfección, como caen las cosas, las cosas en la tierra, y lo que cae, así permanece. En el sueño, me llevaron a la luz. Una hermosa mentira."
―Bruce Wayne[fnt.]

En 1981, él y sus padres asistieron al Teatro Monarch para ver The Mark of Zorro. Una vez culminada la función, ellos volvieron a casa dirigiéndose a un callejón vacío, donde se encontraron con un asaltante armado, quien al haber sacado su arma, le disparó a Thomas cuando éste quiso defender a su familia, luego dicha su arma se enganchó con las perlas de Martha y también le disparó, todo frente a los ojos del pequeño Bruce, quien muy asustado, terminó gritando de dolor mientras el asaltante huía de la escena.

Luego del asesinato de sus padres, el fiel mayordomo de la familia Wayne, Alfred Pennyworth, asumió la crianza de Bruce hasta verlo convertido en un adulto digno de hacerse cargo de la Wayne Enterprises. Durante el funeral de sus padres en los terreros de la Mansión Wayne, Bruce, que aún estaba atormentado por lo sucedido, escapó corriendo a un bosque, donde en su camino, accidentalmente cayó a un pozo hacia una caverna llena de murciélagos. Bruce se levantó, y no tardó en ser atacado por varios murciélagos, asustándolo. Sin embargo, aquello ayudó al joven Wayne a salir de ahí flotando.[1]

Lucha contra la delincuencia en Ciudad Gótica

Iniciando como Batman

Con el paso de los años, Bruce consiguió entrenar tanto física como mentalmente para hacer frente a la delincuencia y corrupción en Ciudad Gótica. Al mismo tiempo, Bruce logró tomar el control de la empresa financiera de sus padres, la Wayne Enterprises. En 1995, Bruce creó un alter-ego llamado Batman e inició una guerra contra la delincuencia en Ciudad Gótica.[1]

Batman luchó contra la discriminación en Ciudad Gótica, y poco a poco terminó siendo temido por los criminales. Entre todos sus oponentes, uno de los criminales más peligrosos que enfrentaba era el Guasón. Posteriormente, Bruce se volvió mentor de Jason Todd, quien poco después asumió el nombre clave de Robin, y juntos encarcelaron a distintos bandidos, ya sea en una prisión común, Belle Reve, o en el Manicomio Arkham, entre ellos, estaban Killer Croc, Deadshot y la novia del Guasón, Harley Quinn. Con el tiempo, Batman logró aliarse con el oficial del Departamento de Policía de Ciudad Gótica, James Gordon, quienes además, le hicieron una Bati-señal, la cuál solo se activaría en caso de que necesitaran de su ayuda. En esos tiempos, Batman también capturó a Sal, atándolo a una torre en pocos segundos.[2]

Fallecimiento de Robin

En algún punto, el Guasón y Harley Quinn asesinaron a Robin[3], y dejaron escrito sobre su manto con aerosol "Jaja, tú eres la broma, Batman". Bruce colocó el Traje de Robin en la Baticueva como un monumento en honor a su compañero, y también para recordarse a si mismo por lo que estaba luchando. Bruce se dio cuenta que a pesar de sus esfuerzos por hacer de Ciudad Gótica un mejor lugar, todo seguía igual, pues aunque él lograba deshacerse de un bandido, siempre había otro que lo estaba esperando, haciéndole pensar que fracasó como héroe. No mucho después, Bruce y Alfred abandonaron la Mansión Wayne, la cual quedó casi destruida, y se mudaron a un Glasshouse moderno cercano a un lago, en el cual hicieron una nueva Baticueva.[1]

Con todo estos problemas encima de él, Bruce se volvió más brutal como Batman, y toda su ira incontrolable lo convirtió en un ser mucho más temible. Cuando el ladrón de joyas, Pete Doumanian, hizo un robo, Batman lo detuvo, y lo golpeó tanto hasta llegar a tal grado de romperle las piernas.[2]

Batalla de Metrópolis

"Ese infeliz maldito trajo la guerra a nosotros hace dos años. Solo cuenta los muertos en las calles. Son decenas de miles. ¿Qué sigue? ¿millones? él tiene el poder de acabar con toda la humanidad, y si existe un 1% de probabilidad que él sea el enemigo, hay que tomarlo con absoluta certeza. Y debemos destruirlo."
―Bruce Wayne a Alfred Pennyworth[fnt.]

En 2013, Bruce llegó a Metrópolis en un helicóptero en medio de un ataque dirigido por el General Zod sobre la ciudad usando el Black Zero. Como Zod intentaba terraformar la Tierra en Metrópolis, Bruce manejó un vehículo y se dirigió hacia un edificio financiero de la Wayne Enterprises, donde le dio la orden a su empleado Jack O'Dwyer de evacuar a todos del lugar, siendo luego éste el último en permanecer dentro del edificio. Bruce esquivó varios restos y caídas tanto de edificios como de naves antes de llegar a una parada repleta de ciudadanos. Bruce salió del vehículo y contempló la explosión del Black Zero, ya que éste fue enviado de vuelta a la Zona Fantasma junto con varios kryptonianos.

Tras esto, Bruce llegó al edificio financiero de la Wayne Enterprises, y volvió a llamar a Jack, pero éste no lo pudo contactar. Bruce vio como la batalla entre Superman y el General Zod llegó a disputarse en su edificio, Zod destruyó el lugar con su visión de calor para derribarlo sobre Superman, lo cuál luego los llevó a pelear en otros paraderos de Metrópolis. Bruce, horrorizado, gritó el nombre de Jack y fue hacia el colapso de su propio edificio mientras que todos los demás salían asustados de la escena.

Bruce buscó y encontró supervivientes, como Bruce vio a una niña sola entre las ruinas del edificio, él se la llevó con otro grupo de niños que se sostenían de las manos mientras se iban a un lugar más seguro. Luego encontró a Wallace Keefe atrapado entre los escombros. Bruce y otros empleados lo ayudaron, de repente, él observó como otra niña estaba a punto de ser golpeada por los escombros, y la salvó. Él le preguntó donde estaba su madre, pero ella sólo le señaló un edificio completamente destruido. Bruce consoló a la niña con un abrazo mientras observaba luchar a Superman y Zod. La batalla terminó con Superman matando a Zod. Toda la destrucción y muerte causada en la ciudad, más un poder jamás antes visto, hizo que Bruce decidiera matar a Superman, pero de momento no podía hacerlo, ya que no contaba con el armamento suficiente para enfrentarlo.[1]

Actividades después de la batalla

Meses después, Batman se dirigió a un almacén de Ciudad Gótica, donde usó el Batarang para destruir el detonador que Firefly iba a usar para hacer volar una mercancía. Éste violentamente confrontó a los criminales y los dejó atados en un poste de luz para que fueran apresados por la policía.[2]

Más adelante, cuando un grupo de estudiantes de Metrópolis visitaron el edificio de la Wayne Enterprises, Bruce comenzó a seguir a una joven llamada Zoe, quién se apartó del grupo y encontró a unos criminales con armaduras kriptonianas y rifles de plasma, obtenidos tras la Batalla de Metrópolis. Cuando Bruce le ordenó volver con su grupo, ambos son descubiertos por los criminales y fueron tomados de rehenes. De camino a la salida del edificio, el grupo se encontró con Superman, por lo que recurrieron a los rifles de plasma para contenerlo. En el interior del lugar Bruce se las arregló para noquear al criminal que los vigilaba, luego activó un bloqueador de señal kriptoniano, el cual emitió una elevada frecuencia aguada que redujo a los villanos, e incluso alteró por un breve instante a Superman. Luego de que el alienígena se haya encargado de entregar a los criminales a la policía, Bruce, viendo que aún no era momento de conocer a Superman cara a cara, felicitó a Zoe por no haber mostrado miedo ante la situación.[4]

Una noche, Batman persiguió a un grupo de personas en Carytown Crossing. Al encontrarlos, él estrello su moto contra su vehículo, los ató, y desapareció en una alcantarilla. En esos días, una joven llamada Emily trató de tomarle fotografías, hasta que una noche Batman la visitó en su habitación, y sabía perfectamente que ella haría lo correcto y destruiría sus evidencias, Batman desapareció, y Emily destruyó las fotos.[5]

Fuga de Killer Croc

"El murciélago lo ahuyentó de Gótica. Fue a buscar refugio a otra parte. Jamás lo encontró."
Amanda Waller[fnt.]

En múltiples ocasiones, Batman capturaba a Killer Croc cuando éste seguía cometiendo crímenes, ya sea secuestrando, asesinando, mordiendo personas y destruyendo propiedades. Croc era tan profundamente buscado por Batman, que en una de sus huidas, se vio obligado a huir de Ciudad Gótica. Batman decidió ir a buscarlo, pero no lo encontró, aunque más tarde Croc fue capturado por Amanda Waller y las fuerzas especiales de ARGUS.[3]

Persecución del Guasón y Harley Quinn

"¡Estúpido murciélago! ¡Arruinas nuestra cita!"
Harley Quinn a Batman[fnt.]

Tras el asesinato de Monster T, el Guasón y Harley Quinn escaparon por las calles de Ciudad Gótica en un automóvil. Mientras huían, Batman apareció para perseguirles con el Batimóvil, el cual luego puso en modo automático, sólo para saltar al techo del vehículo del Guasón. Harley, molesta de que Batman estaba arruinando su cita, comenzó a disparar hacia el techo, pero como el Batitraje era una armadura de cuerpo, éste no recibió ningún daño. Para sacar del camino al murciélago, el Guasón giró su auto a la caída de una bahía, forzando a Batman dejar el auto con su pistola de arpeo.

Tras esto, Batman rápidamente se puso un respirador, y se sumergió en el agua, donde encontró el coche y a Harley estrellados, pero sin ningún rastro del Guasón. Batman entonces se acercó a Harley para sacarla, pero ésta despertó e intentó apuñalarlo, sin embargo, Batman la golpeó, dejándola inconsciente, y se la llevó fuera del río. Batman a continuación, acostó el cuerpo de Harley sobre el capó del Batimóvil, y comprobó si tenía pulso, pero no encontraba ninguno. Con extrema reticencia, Batman le hizo respiración boca a boca para reanimarla. Una complacida Harley se recuperó, y comenzó a besarlo, pero Batman se resistió, antes de llevarla a Belle Reve.[3]

Planes de Lex Luthor

La marca de justicia de Batman

"Somos criminales, Alfred. Siempre hemos sido criminales, todo sigue igual."
"Se equivoca señor. Ya nada es igual. Hombres que caen del cielo. Dioses que lanzan rayos. Mueren inocentes. Así empieza todo señor. La fiebre. La ira. La sensación de impotencia total infunde en hombres buenos... crueldad."
―Bruce Wayne y Alfred Pennyworth[fnt.]

Dos años después de la Batalla de Metrópolis, Batman consiguió un modo de reducir la delincuencia, se trataba de marcar a los criminales necesarios con un anillo quemador, que para el Departamento de Policía de Ciudad Gótica significaba una condena de muerte. Batman se enteró de que alguien conocido como el "Portugués Blanco" planeaba traerle una bomba a Ciudad Gótica, por lo que visitó a varios criminales para que le dieran respuestas, entre ellos, un traficante de personas llamado Cesar Santos, a quien también marcó. Un policía novato de Ciudad Gótica encontró a Batman tratando de ocultarse y le disparó, pero éste escapó, dejando a Cesar adolorido por la marca de murciélago que había dejado en su pecho.

Bruce regresó a la Baticueva, y junto con Alfred, trataron de localizar al "Portugués Blanco", hasta llegar a la conclusión de que Anatoli Knyazev podría estar relacionado con la persona que buscaba. Bruce asistió a un club de lucha subterránea, donde encontró a Anatoli. Él y Bruce tuvieron una breve conversación, donde Bruce tuvo éxito en clonar los datos del teléfono de Anatoli, y descubrió que trabajaba para Lex Luthor. Bruce pensó en infiltrarse en las instalaciones de LexCorp, pero como Luthor le envío una invitación para ir a una fiesta de celebración en la biblioteca de Metrópolis, él simplemente aceptó ir con la esperanza de poder entrar a sus instalaciones y conectar un dispositivo en sus servidores, con el fin de descubrir si estaba asociado con el "Portugués Blanco". Éste primero le dio un vistazo al Batitraje, al Traje de Robin, y finalmente se dio una ducha, solo para luego vestirse e irse con un automóvil.[1]

Celebración de LexCorp

"¡Sr. Wayne! ¡Sr. Wayne! Clark Kent, Daily Planet."
"Eh, mi fundación ya dio una declaración en apoyo de los libros."
"¿Como?"
"Wow. Bonita. Mal costumbre. No me cites ¿quieres?"
"¿Qué opina del murciélago justiciero en Gótica?"
"Daily Planet ¿yo soy el dueño o era el otro?"
"Se atropellan los derechos civiles en su ciudad. Las personas viven con miedo."
"No deberías creer todo lo que escuchas."
"Lo he visto Sr. Wayne, se cree que está por encima de la ley."
Clark Kent y Bruce Wayne[fnt.]

Bruce condujo su auto hasta Metrópolis, con Alfred guiándolo desde la Baticueva con el uso de un pequeño comunicador. Allí, Bruce colocó con éxito el dispositivo dentro de los servidores, pero aún tenía que esperar siete minutos para obtener los datos, por lo que decidió salir a buscar distracción.

No obstante, sus mensajes con Alfred fueron percibidos por Clark Kent, un periodista del Daily Planet, quién lo detuvo para hacerle unas preguntas acerca del murciélago de Ciudad Gótica. Esta conversación los llevó a describir las distintas formas en que Batman y Superman hacían su trabajo. Antes de poder seguir discutiendo sobre el tema, ambos fueron interrumpidos por Lex Luthor, quién se sorprendió de ver tanto a Bruce Wayne como a Clark Kent juntos. Tras esto, Bruce regresó a las instalaciones, sólo para enterarse de que su dispositivo fue desconectado por una misteriosa mujer llamada Diana Prince. Bruce la persiguió, pero la perdió cuando ella se subió a un auto y se fue.[1]

Descubriendo secretos

"El Portugués Blanco no transporta una bomba ¿qué transporta?"
"Es un arma, es una roca, un mineral capaz de debilitar células kriptonianas; apareció la primera muestra lo suficientemente grande hace tres meses en el Océano Índico, ahora está aquí abordo del Portugués Blanco, y va a entregarse a Lex Luthor... a él se lo voy a robar."
"Para apartarlo del alcance de Luthor. Para destruirlo."
"No."
Alfred Pennyworth y Bruce Wayne[fnt.]

Bruce encontró a Diana en un museo y la confrontó, exigiéndole saber por qué robo su dispositivo. Diana le dijo que la información de Luthor tenía guardada una imagen de ella, pero no pudo recuperarla, ya que los archivos de LexCorp poseían una encriptación de grado militar, además de decirle que no robó el dispositivo, sino más bien lo tomó prestado. Bruce intentó seducirla, pero Diana solo le dijo que dejó el dispositivo en su cochera.

En la Baticueva, Bruce desbloqueó la información, y descubrió que el "Portugués Blanco" no era una persona, sino un barco que transportaba kryptonita, la cuál podía debilitar células kryptonianas como las que tenía Superman. Dicho mineral estaba a punto de ser llevado con Lex Luthor, y Bruce no dudaba en ir a robárselo, ya que lo necesitaba para enfrentar a Superman. Alfred trató de detenerlo diciéndole que Superman no era un enemigo, pero según Bruce, los hombres buenos desaparecían con el tiempo.[1]

Pesadilla de Bruce Wayne

"¡Bruce! ¡Bruce! ¡Escúchame Bruce! ¡Es Lois! ¡Es Lois Lane! ¡Ella es la clave! ¿Llegué demasiado pronto? ¡Aaaah! ¡Es demasiado pronto! ¡Tienes razón sobre él! ¡Siempre has tenido razón sobre él! ¡Témele! ¡Encuéntranos, Bruce! ¡Tienes que encontrarnos!"
Flash a Bruce Wayne[fnt.]

Al caer dormido en su escritorio, Bruce comenzó a experimentar una premonición sobre un posible futuro apocalíptico. Un Superman devastado mató a miles de personas, y fue conducido por su increíble dolor y desesperación a convertirse en alguien oscuro y malévolo, haciéndose cargo de la Tierra como su gobernante tirano, junto con la creación de un ejército de soldados de asalto para ayudarle en su régimen, matando a cualquiera que se le oponía. Por lo que Batman fundó una resistencia que pudiera vencerlo.

Batman salió de un búnker en pleno desierto y se reunió con sus aliados para conseguir kryptonita pura que le ayudara vencer a Superman. Ellos consiguieron una caja que según unos hombres, contenía el mineral que buscaba, pero al abrirlo, él descubrió que solo eran bombillas verdes. Los soldados de Superman se revelaron y mataron a los aliados de Batman. Éste reaccionó e hizo frente a varios de los soldados que atacaban la zona hasta que aparecieron los Parademons, quienes llegaron sólo para atacar el lugar y capturar a incontables personas. Batman siguió luchando hasta que un Parademon llegó y lo golpeó, dejándolo inconsciente.

Batman recuperó la conciencia en un búnker, donde estaba atado con algunos de sus aliados sobrevivientes, mirándolos sin poder hacer nada. Superman aterrizó en el búnker mientras que sus soldados se arrodillaban, y mató a los sobrevivientes de la resistencia, luego se acercó a Batman para quitarle su máscara. Él expresó su enojo hacia Bruce diciéndole "ella era mi mundo, y tú me la arrebataste". Dicho esto, Superman mató a Bruce atravesando su mano derecha sobre su pecho. Bruce despertó en la Baticueva, y se abrió un portal distorsionado e inestable. En su interior, apareció Flash, advirtiéndole a Bruce sobre un futuro apocalíptico cercano a Superman y que la clave de todo era Lois Lane. Antes de que el portal desapareciera, Flash le rogó a Bruce encontrarlos a ellos. Bruce repentinamente volvió a despertar, confundido si su experiencia fue en realidad un sueño o una verdadera advertencia del futuro.[1]

Persecución por la Kryptonita

"Cuando vuelvas a ver tu señal en el cielo, no acudas a ella. El murciélago se fue, sepúltalo. Considera que fui piadoso."
"Dime ¿también sangras? ¡sangrarás!"
Superman y Batman[fnt.]

Cuando Anatoli Knyazev dirigía a los hombres de Luthor para transportar la kryptonita a las instalaciones de LexCorp, Batman les lanzó un localizador, y usó el Batimóvil para perseguirlos en un intento de robarles el mineral, ya sea chocando su vehículo con otro, disparándoles, aplastándoles e ideando estrategias para bloquearles el paso.

Batman tuvo éxito al esquivar todos los obstáculos que los mercenarios le colocaban. Tras una larga persecución que lo llevó a destruir más coches en su camino, Batman por fin estaba a punto de alcanzar el camión, pero éste fue detenido por Superman, quién chocó contra su vehículo, provocando que éste saliera dañado. Superman se acercó, sólo para romper sus puertas, y lo amenazó con renunciar a sus actos violentos e irse, o sufriría las consecuencias. Amargado, Batman le preguntó a Superman si sangraba, aunque éste lo haya escuchado, se fue volando, con Batman diciéndole que sangrará. Batman se subió al Batimóvil, y regresó a la Baticueva.[1]

Preparándose para el duelo

"Soy más viejo ahora de lo que fue mí padre. Tal vez esto que haga sea lo único que importe."
―Bruce Wayne a Alfred Pennyworth[fnt.]

Luego de su fracaso, Bruce vio por televisión una explosión aparentemente causada por Superman en el Capitolio de los Estados Unidos, y por si no le fuera poco, también recibió mensajes ofensivos de su ex-empleado, Wallace Keefe. Esta situación desató una ira intensa dentro de Bruce. Más adelante, su localizador se detuvo en las instalaciones del edificio de LexCorp, suponiendo que esa era la ubicación de la kryptonita, Batman se infiltró violentamente dentro del lugar para acabar con los hombres de Lex Luthor, y robó con éxito el mineral.

Éste luego se puso a entrenar incansablemente para llegar a lo más alto de la condición humana con el fin de enfrentar a Superman, pero al quedar extremadamente cansado, Bruce se detuvo a ver una carpeta llamada "Metahumanos" en los archivos de Lex Luthor, donde encontró una grabación de la mujer misteriosa que le robó su dispositivo, junto con una vieja imagen del año 1918 de ella acompañada por soldados de la Primera Guerra Mundial. Bruce también miró los vídeos de los otros Metahumanos, como la de un velocista que detuvo un asalto, un hombre con la capacidad de respirar bajo el agua, y de un científico usando una extraña caja, que en unos segundos ésta le ayudó a construirle un cuerpo cibernético a su muy adolorido hijo. Bruce compartió los datos con Diana, sólo para preguntarle cual era su verdadera identidad.

En la abandonada Mansión Wayne, Alfred le advirtió a que lo que haría sería un suicidio, pero Bruce le informó que lo que haría quizás sea lo único que iba a importar. Bruce recordó la historia de su padre sobre la labor de la primera generación de los Wayne, y decidió usar métodos de cacería para matar a Superman, empezando por potenciar la kryptonita, hacerse tres granadas con el mineral, y construirse a si mismo un poderoso exoesqueleto de armadura. También colocó trampas en el antiguo edificio del Departamento de Policía de Ciudad Gótica, entre ellas la colocación de un Arpón con Kryptonita que posteriormente usaría. Al haber culminado con todo, Batman quitó la tela vieja que cubría la Bati-señal y la encendió, brillando en el cielo tormentoso del anochecer. Por otro lado, Lex Luthor secuestró a Martha Kent y a Lois Lane, empujando a ésta última fuera del edificio para atraer a Superman. Él le reveló a Superman que secuestró a Martha, por lo que ella iba a morir a menos que maté a Batman, sabiendo perfectamente que éste último lo mataría con la kryptonita.[1]

Confrontación en Ciudad Gótica

"Nunca fuiste un Dios. Ni siquiera fuiste un hombre."
―Batman a Superman[fnt.]

Superman llegó con Batman, y trató de hablar con él para que lo ayudara, llamándolo incluso por su nombre, Bruce Wayne, pero éste usó las armas sónicas ocultas en el campo de batalla para atacarlo, sin embargo, Superman las destruyó unas tras otras. A continuación, Superman lanzó a Batman, y después se lo llevó a través del edificio, solo para arrojarlo contra la Bati-señal. Superman le advirtió que si quisiera ya estaría muerto, Batman le respondió lanzándole una granada de humo, Superman lo atravesó, y no encontró rastros de su contrincante. Batman se movió detrás de él y le disparó otra granada a Superman, quién lo atrapó con facilidad, pero ésta le rocío polvo de kryptonita en la cara, volviéndolo más débil. Batman lo dejó respirar, diciéndole que no era valiente, ya que solo los hombres lo eran. Superman intentó golpear a Batman, pero éste bloqueó su puño con facilidad, y lo atacó con una serie de golpes, entre ellas una patada hasta una ventana de vidrio y saltó sobre él. Su peso provocó que ambos se estrellaran a través de la ventana, llegando al penúltimo piso.

En el suelo, Superman se fue recuperando de la intoxicación. Batman trató de darle otra patada, pero Superman lo sujetó, y lo lanzó contra una pared. Batman volvió a darle una serie de puñetazos, pero como éste se recuperó, los golpes no le hicieron daño. Enojado, Superman se llevó a Batman debajo de otro piso. Batman cargó otra granada con polvo de kryptonita, y le disparó a Superman mientras que éste último rompió la máscara de su armadura, provocando que se apague. Batman agarró el lavadero de un baño, y lo golpeó con la cabeza de Superman, dejándolo inconsciente. Batman se llevó el cuerpo de Superman hasta una barandilla, y lo lanzó al primer piso. Él también bajó, solo atar el tobillo de Superman, y golpearlo contra varios pilares. Él entonces le dijo que sus padres lo habrán enviado a la Tierra por algo, mientras que los suyos le enseñaron algo diferente, morir en la cloaca sin ninguna razón.

Batman consiguió el Arpón con Kryptonita, y se acercó a Superman. Él primero lo usó para cortarle la mejilla, mencionando que él nunca fue un dios o siquiera un hombre. Antes de poder matarlo, Superman le rogó que encontrar a Martha y salvarla. Dicho nombre llevó a Bruce a recordar la noche en la que murieron sus padres, cuando Thomas vio morir a su esposa diciendo "Martha" antes de que él también muriese. Confundido y enojado, Batman le exigió saber por qué dijo ese nombre. Lois llegó en medio de la batalla, y detuvo a Batman diciéndole que ese era el nombre de la madre de Clark. Batman retrocedió dándose cuenta de que lo que estaba haciendo, cómo estaba por cometer un asesinato, enfurecido, arrojó el arpón desde lejos. Una vez recuperado, Superman le dijo que Lex había capturado a su madre, y le quedaba poco tiempo de vida. Lois también les informó que la Fortaleza de la Soledad de Metrópolis se estaba alimentando de la energía eléctrica de la ciudad y el responsable de esto tenía que ser Lex. Batman le prometió a Superman que iría por Martha mientras él se encargaba de Lex.[1]

Rescate de Martha Kent

"Tranquila, soy amigo de su hijo."
"Lo imaginé. La capa."
―Batman y Martha Kent[fnt.]

Batman abordó el Batwing para salvar a la madre de Superman, Martha Kent. Con ayuda de Alfred, ambos rastrearon la ubicación del teléfono de Anatoli Knyazev, y lo localizaron en un almacén. Como Alfred le advirtió que habían dos docenas de hostiles esperándolo en el tercer piso, éste decidió dejarlo en el segundo, de modo que Batman alcanzó subir al tercer piso para sorprenderlos, y posteriormente luchó contra los numerosos matones del lugar con el uso de sus artes marciales, ya sea rompiéndoles los huesos o atacándolos con su Batarang si era necesario.

Luego de haber vencido a todos sus oponentes, Batman llegó a encontrar a Martha y a Anatoli Knyazev, éste último lo amenazó con matarla a ella con su lanzallamas. Batman le respondió que le creía, por lo que encendió el tanque de su gas para provocar una pequeña explosión, y rápidamente salvar a Martha, donde ambos lograron salir ilesos del fuego gracias a su capa. Batman le dijo que era amigo de su hijo, Martha le respondió que lo sabía por la capa.[1]

Batalla contra Doomsday

"¿Por qué hiciste que volviera a la ciudad?"
"El puerto está abandonado. Y aquí hay un arma que puede matarlo."
Mujer Maravilla y Batman[fnt.]

En Metrópolis, Lex Luthor tuvo éxito en la creación de una criatura llamada Doomsday, quién inmediatamente enfrentó a Superman, llevándolo a luchar hasta el espacio, donde un misil nuclear los golpeó a ambos. El cuerpo de Doomsday aterrizó en la isla abandonada de Stryker, y en lugar de morir éste terminó mutando. Batman, aún en el Batwing, se dio cuenta de que era un kryptoniano, por lo que necesitaba el Arpón con Kryptonita para vencerlo, así que se llevó a la bestia de vuelta a Ciudad Gótica, pero en el último instante, Doomsday le disparó con su visión de calor. Antes de que Batman pudiera abandonar el vehículo, Doomsday lo atacó con una visión de calor mucho más potente y sobrecargada, sin embargo, la Mujer Maravilla llegó a tiempo para salvarlo, desviando el rayo con sus Brazaletes de sumisión.

Al mismo tiempo, Superman regresó del espacio. Cuando la trinidad de héroes se detuvo, tanto Batman como Superman quedaron confusos sin saber por qué la Mujer Maravilla había venido a ayudarles, pero lo que más importaba en el momento era acabar juntos con Doomsday. Superman atacó conjuntamente con la Mujer Maravilla a la criatura, mientras que Batman trataba de mantener distancia para no salir herido. Cuando Batman parecía ser el único en pie, Doomsday rápidamente decidió ir a eliminarlo, sin embargo, Batman logró esquivar sus visiones de calor, y con una granada de humo logró perderlo de vista. La Mujer Maravilla no tardó en volver a enfrentar a Doomsday, y lo atrapó con su lazo de la verdad, con Batman aprovechando el momento para lanzarle la última granada con polvo de kryptonita, debilitándolo.

Por otro lado, Lois Lane y Superman recuperaron el Arpón con Kryptonita. Al obtener el arma necesaria para vencer a la bestia, Superman se sacrificó metiendo la lanza lo más que pudo dentro del cuerpo de Doomsday, que también lo estaba apuñalando, dando como resultado, la muerte de ambos. Batman quedó conmocionado y entristecido por lo que Clark había hecho, junto con una devastada Lois Lane, y una sorprendida Mujer Maravilla por haber perdido a un aliado.[1]

El origen de la justicia

Visitando a Lex Luthor

"¡Hagas lo que hagas! ¡Vayas a donde vayas! ¡Te estaré vigilando!"
―Batman a Alexander Luthor Jr.[fnt.]

Batman visitó la prisión del ahora afeitado de cabeza, Lex Luthor, donde expresó su ira contra él por sus acciones. Batman lo empujó contra la pared, y lo amenazó con su anillo quemador. Ahí Luthor afirmó que él sabía que era Bruce Wayne, pero cómo lo consideraban loco, nadie le iba a creer. Batman se puso de acuerdo con él, y le informó que por eso había arreglado su transferencia para ser llevado al Manicomio Arkham en Ciudad Gótica. Sorprendido, Luthor le advirtió que como el "dios" estaba muerto, alguien más poderoso estaba a punto de llegar. Enojado, Batman golpeó la pared de Luthor, y desapareció. Acto seguido, Luthor gritó que las campanas estaban sonando, y era imposible que éstas se silenciaran, burlonamente imitando los sonidos.[1]

Funeral de Clark Kent

"Le fallé, en vida. No le fallaré en la muerte. Ayúdame a encontrar a otros como tú."
"Tal vez no quieren que los encuentren."
"Verás que sí. Y pelearán. Tenemos que estar unidos."
―Bruce Wayne y Diana Prince[fnt.]

Bruce y Diana asistieron al funeral de Clark Kent en Smallville, donde vieron a una entristecida Lois Lane. Después del entierro, Martha estaba dispuesta a pagar por el servicio, pero Pete le dijo que un donante anónimo ya lo había hecho, refiriéndose a Bruce.

Más tarde, Bruce le expresó a Diana su culpabilidad y remordimiento por sus crímenes contra Superman. Bruce le pidió ayuda para encontrar al resto de los Metahumanos ocultos con el fin de unir fuerzas y formar un equipo que pueda hacer frente a futuras amenazas en el mundo, todo en honor al heroico sacrificio de Superman. Diana le explicó que hace cien años se había apartado de la humanidad, ya que el hombre había creado un mundo en el que estar unidos era imposible, Bruce, sin embargo, le dijo que el hombre aún era bueno, podía mejorar y tenía que hacerlo. Dicho esto, Diana le preguntó por qué planeaba formar el equipo, Bruce respondió que tenía una corazonada.[1]

Captura de Deadshot

"Se acabó Deadshot. No quiero hacer esto en frente de tu hija."
―Batman a Deadshot[fnt.]

Batman recibió ayuda e información de Amanda Waller para encontrar al asesino y mercenario, Deadshot. Una noche, Batman localizó a Deadshot por las calles de Ciudad Gótica, junto a su hija, Zoe Lawton. Cuando el dúo entró a un callejón, Batman se deslizó hacia abajo y sujetó a Deadshot, diciéndole que no quería hacer nada frente a su hija, pero tenía que arrestarlo. Sin embargo, Deadshot intentó luchar contra el justiciero, pero Batman rápidamente le sacó ventaja, golpeándolo hacia el suelo. A continuación, Deadshot sacó su arma e intentó dispararle a Batman, pero Zoe se interpuso en el camino, gritando que no quería que su padre matara a nadie más. Tras unos segundos de silencio, Deadshot entregó su arma, Batman lo esposó, y dejó que fuese llevado a prisión por el Departamento de Policía de Ciudad Gótica, quienes encontraron a Floyd abrazado por una entristecida Zoe.[3]

Reunión con Amanda Waller

"Se ve cansado. Ya no trabaje de noche."
"Usted cancélelo o mis amigos y yo lo haremos por usted."
Amanda Waller y Bruce Wayne[fnt.]

Pronto, Bruce descubrió que Amanda Waller había formado el Cuerpo Especial X, y que los había mandado a derrotar al dúo místico de Enchantress e Incubus. Tras esto, Waller se reunió en un restaurante con Bruce, donde le mencionó que los eventos ocurridos en Midway City podían hacerle perder su trabajo. Bruce, sin embargo, le dijo que sabía guardar secretos, y que se considerara bajo su protección, solo si le entregaba lo que le había pedido. Waller le entregó a Bruce unos documentos de múltiples Metahumanos, entre ellos, estaban Enchantress, Aquaman y Flash. Cuando Waller le preguntó la necesidad de tener esa información, Bruce respondió que le gustaba hacer amigos, antes de dirigirse a la salida. Waller entonces mencionó verlo cansado, por lo que le recomendó no seguir trabajando de noche, una indirecta de ella sabiendo su identidad como Batman, y él, aún estando algo sorprendido, con severidad le advirtió a Amanda cerrar el Escuadrón Suicida, o lo haría él con ayuda de sus amigos.[6]

Personalidad

"Apuesto a que tus padres te enseñaron que tú vales mucho, que estás aquí por algo. Mis padres me enseñaron algo diferente, que es morirse en la cloaca, sin ninguna razón... ellos me enseñaron que el mundo solo tiene sentido, si lo obligas a tenerlo."
―Batman a Superman[fnt.]

Bruce Wayne es muy dedicado en su trabajo de lucha contra el crimen, a veces empleando tácticas ilegales y moralmente dudosas como Batman, pero en última instancia lo hace por el bien de Ciudad Gótica. Al ser hábil en el arte del engaño, a menudo Bruce oculta su verdadera personalidad oscura, casi sociópata, para mantener una fachada en público, aunque sigue siendo serio e inteligente, se presenta como un playboy arrogante y mujeriego, a fin de evitar que nadie sospeche que podría ser el temible Batman. El engaño de Bruce también se extiende a su alter-ego, ya que como Batman se esfuerza por engañar al mundo criminal de Ciudad Gótica para que piensen que es un ser inhumano y sobrenatural, parecido a un fantasma. Por lo tanto, varias víctimas como Cesar Santos confundieron a Batman con un "Demonio", y Cyborg inicialmente dudó de su existencia. Alfred, sin embargo, señala que Bruce nunca ha sido hábil para engañarlo, ya que lo conocía desde niño.

A pesar de poseer un gran disgusto y enojo hacia los criminales, Batman ha demostrado ser una persona humanitaria y desinteresada, además de ser increíblemente valiente, constantemente pone su vida en la línea para salvar vidas inocentes, como cuando corrió sin temor a los escombros de su edificio en Metrópolis y después salvó a una niña. Como justiciero tremendamente capacitado, Batman fue mejorando física y mentalmente sin ninguna ayuda sobrehumana, logrando hacer grandes hazañas. Pese a esto, él todavía en muchos aspectos es considerablemente superado por Lex Luthor, quien fácilmente lo manipuló como un peón en su gran esquema para destruir a Superman.

La característica más fuerte de Batman fue originalmente su código moral de no matar, como no asesinó al Guasón y Harley Quinn tras la muerte de Jason Todd, aunque se volvió más violento en su labor de lucha contra el crimen en Ciudad Gótica después de presenciar la Batalla de Metrópolis. Esto quizás se deba a una combinación de dolor emocional y físico, pérdida, agotamiento y potencial desilusión que ha experimentado durante su tiempo protegiendo las calles de Gótica, así como el resultado de su creciente personalidad cínica, pesimista y exhausta del mundo, causó que Batman viera sus antiguos métodos demasiado indulgentes. refiriéndose a su antigua creencia en efectividad como una "hermosa mentira", y decidió que era mejor dejar morir a sus enemigos que permitirles regresar y causar más daño.

Además, no parece importarle la seguridad de sus enemigos, ya que destrozó vehículos con criminales todavía dentro usando el Batimóvil, así como el uso de sus armas y el Batwing para causar explosiones cerca de más delincuentes. También ha generado explosiones atrapándolos a ellos, incluso usó una ametralladora robada para encender el lanzallamas de Anatoli Knyazev cuando estaba a punto de matar a Martha Kent. Cabe señalar, sin embargo, que las implicaciones de Batman con las muertes de los criminales son más como un homicidio, que son obviamente causados ​​por sus propios enemigos al tratar de hacerles daño, con él sólo usando la fuerza letal contra ellos en respuesta a estos que lo utilizan contra él primero. Por lo tanto, Batman nunca ha matado a nadie a los ojos de la ley.

Bruce tiende a sospechar de otros, especialmente hacia aquellos en posesión del gran poder, ya que afirmó notablemente que incluso si sólo había un por ciento de probabilidad de que Superman fuera un enemigo debía ser tomado con absoluta certeza. Este punto de vista muy cínico por parte de Bruce proviene de haber visto "valer muchas promesas" múltiples veces durante sus dos décadas como Batman, ya que vio a muchos individuos aparentemente benevolentes convertirse en corruptos malévolos, hasta el punto en que Bruce afirmó que casi ya no había ninguna persona buena.

Durante su lucha contra Superman, Batman utilizó todas sus herramientas y armas para vencerlo, también comprobó que podía "sangrar" al sacar el arpón. Pero al estar a punto de acabarlo, Superman usó su aliento moribundo para suplicarle a Batman que salve a su madre Martha Kent en lugar de suplicar por su propia vida, dándole a entender a Batman de que Superman era de hecho una persona desinteresada en vez de una amenaza alienígena. Ahí notó la hipocresía de sus propios actos, ya que mientras él había afirmado anteriormente de que Superman necesitaba ser destruido debido a la posibilidad de que fuera un peligro, Batman se había vuelto malévolamente corrupto como Alfred le había señalado anteriormente, convirtiéndose en la cosa que juró detener, lo que le había hecho más fácil a Lex Luthor manipularlo para matar de manera notoria al hijo de Martha Kent, de la misma manera que el bandido Joe Chill había dejado huérfano al propio Batman, hijo de Martha Wayne.

Luego de haber descubierto el plan de Lex Luthor, Batman entendió que el mal no necesariamente venía de un ser extranjero, como había sido engañado todo este tiempo por un supervillano considerablemente más malvado que Zod, un humano. Enojado, avergonzado y horrorizado ante el monstruo engañoso que casi había llegado a ser, Batman lanzó a un lado el arpón, se disculpó con Alfred, y ayudó a encarcelar a Luthor. No obstante, después de presenciar la muerte de Superman a manos de Doomsday, Batman quedó visiblemente conmocionado y entristecido, sintiéndose culpable al haberse equivocado con él. Debido a todo lo acontecido, él optó por no fallarle en la muerte, formando así la Liga de la Justicia. Además, el noble sacrificio de Superman pareció haber inspirado y dado a Batman una perspectiva más optimista y esperanzadora, ya que le dijo a Diana que a pesar de sus muchos defectos, el hombre aún seguía siendo bueno, y que de hecho tenía el potencial de reconstruir y mejorar. Esta esperanza renovada en la humanidad indujo a Batman a alejarse de sus métodos asesinos anteriores, aceptando su regla de no matar una vez más.

Relaciones

Familiares

Aliados

Enemigos

Apariciones

En orden cronológico:

​Detrás de escenas

  • Al principio, la elección de Ben Affleck para interpretar a Batman en el Universo Extendido de DC Comics causó mucha controversia entre los seguidores de la editorial, sin embargo, poco a poco fue ganando más aceptación.
    • En esta ocasión, Ben Affleck afirmó que no usó internet por unos días para no oír las criticas negativas de las personas por su selección.
  • Al elegir a Ben Affleck como Batman, Zack Snyder dijo: "Es un hombre más grande y sabio que Clark Kent y carga consigo las cicatrices de varios años de luchar contra el crimen, pero mantiene cierto encanto que el mundo ve en el billonario Bruce Wayne".
  • Luego de haber obtenido el papel de Batman, Ben Affleck comenzó a entrenar dos horas diarias con el fin de estar físicamente preparado para interpretar a su personaje.
  • Durante el rodaje de Batman v Superman: Dawn of JusticeBen Affleck necesitó la ayuda tres personas para enfundarse en el Batitraje, demorando cerca de unos 25 minutos.
  • Antes del rodaje de Batman v Superman: Dawn of JusticeBen Affleck le pidió consejos a George Clooney (quien interpretó a Batman en Batman & Robin) y a Christian Bale (quien interpretó a Batman en The Dark Knight Trilogy) para estar seguro de como poder interpretar a su personaje, en una encuesta Affleck dijo "Clooney me dio varios consejos que no puedo repetir. También hablé con Christian Bale, quién me dijo que me asegurase que el traje tuviese una cremallera, lo que resultó ser un consejo muy práctico y valioso".
  • El nombre de Ben Affleck fue desacreditado en Suicide Squad.

Trivia

Referencias

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 1,11 1,12 1,13 1,14 1,15 Batman v Superman: Dawn of Justice
  2. 2,0 2,1 2,2 Batman v Superman: Dawn of Justice – Batman
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 Suicide Squad
  4. Batman v Superman: Dawn of Justice – Field Trip
  5. Batman v Superman: Dawn of Justice – Picture Proof
  6. Suicide Squad - Escena post-créditos

Enlaces externos

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar